5 puntos positivos de la semana laboral de 4 días

mayo 28, 2024

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

“No me alcanzan las horas para cumplir con todo lo que tengo que hacer”, es un comentario común hoy en día. El ritmo acelerado en el que vivimos, sumado al tiempo que se consume en redes sociales y herramientas digitales ha hecho que cada vez tengamos la sensación de que necesitamos que los días sean más largos. Por eso, a partir de la pandemia, comenzó a escucharse con fuerza la posibilidad de que algunos países iniciaran una prueba de reducir la jornada laboral a 4 días pero manteniendo el sueldo y las responsabilidades.


En América, Brasil fue el primero en experimentar esta propuesta con 22 empresas que optaron por evaluar los efectos de esta medida en los colaboradores, en la retención del talento y en la transformación de la percepción de la cultura que premia el exceso de trabajo. Los resultaron obtenidos reflejaron un aumento de la productividad, mayor energía por parte de los colaboradores, satisfacción, creatividad, más colaboración, eficiencia en las reuniones y menos agotamiento.


Estas pruebas se han ido realizando en distintos países con respuestas positivas por parte de los participantes. Tomando en cuenta eso, actualmente muchas empresas se plantean su implementación porque consideran que puede ser clave para aumentar la productividad y el bienestar general de los trabajadores. ¿Qué opinas tú sobre esta alternativa laboral?


En esta nota, ampliaremos los beneficios de esta modalidad de trabajo corta.
1.-Atracción y retención del talento
En un mundo tan cambiante y competitivo, las organizaciones que optan por la aplicación de este modelo resultan innovadoras. Además, esta propuesta llama la atención de los profesionales que se encuentran en búsqueda de empleo.


2.- Menos costos operativos
Sin lugar a duda que, menos horas en la oficina, representa un ahorro de energía, de insumos y de mantenimiento de equipos. Por otro lado, cuando los colaboradores se sienten a gusto con la empresa hay menos rotación de personal lo que incide directamente en una disminución de los costos de contratación.


3.- Mayor productividad
Los trabajadores son más eficientes en el desempeño de sus actividades porque logran organizarse para la realización de sus tareas en el tiempo estipulado. Adicionalmente, están más descansados, tranquilos y menos angustiados porque gozan de tres días libres semanalmente.

4.- Incremento del bienestar de los empleados
Los colaboradores manifiestan sentir más bienestar al tener la posibilidad de disfrutar de tres días libres para practicar deportes, descansar, viajar, compartir con sus amigos o simplemente descansar. Esto influye directamente en una mejora de su salud física, mental y emocional disminuyendo los niveles de estrés generados por el exceso de trabajo.


5.- Equilibrio entre vida personal y laboral
Esta propuesta laboral favorece un mejor balance entre el trabajo y la vida personal porque los colaboradores tienen más tiempo para dedicarse a sus hobbies, familias y amigos. Todo esto le genera una sensación de bienestar, felicidad, motivación y compromiso.

A pesar de estos beneficios, en Latinoamérica siguen predominando las jornadas de 48 horas de trabajo excepto algunos países como Ecuador y Chile, en donde al igual que en Europa y el norte de Asia, mantienen esquemas de 40 horas laborales.


Cada vez son más los llamados de las personas a acortar la semana de trabajo porque su impacto influye directamente en la productividad de las organizaciones y en el bienestar general de los colaboradores.