5 razones por las que las habilidades blandas son claves en el empleo

junio 28, 2024
Redacción: Maru Rodríguez

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Con la tecnología avanzando a gran velocidad, el cambio climático, la incursión de la inteligencia artificial, la digitalización de los procesos y la evolución de las industrias, el hecho de que un profesional maneje las competencias técnicas ya no es suficiente para garantizar su éxito a nivel laboral. Por eso, hoy en día, las empresas buscan candidatos que adicional a los conocimientos técnicos, también posean habilidades blandas.

¿Por qué las habilidades blandas son importantes para la búsqueda de empleo? Las habilidades blandas o interpersonales son aquellas que se refieren a cómo interactuamos con los demás, de qué forma manejamos las diversas situaciones de la vida a nivel laboral y personal. Tienen que ver con nuestra inteligencia emocional, las estrategias que utilizamos para la gestión de conflictos y cómo nos comunicamos con los demás, creamos equipo y lideramos.

El psicólogo estadounidense Abraham Maslow las definía como: “Las habilidades blandas son el resultado de la combinación entre habilidades sociales, de comunicación, de personalidad, de cercanía a los demás, entre muchas, que forman a una persona capaz de relacionarse y comunicarse de manera efectiva con otros”.

Tomando en cuenta esto, queremos compartirte 5 razones por las que las habilidades blandas pueden hacerte destacar entre otros candidatos durante un proceso de reclutamiento y selección.

1.- Colaboración eficaz y efectiva
No hay duda de que la capacidad de colaborar de manera eficaz y efectiva con colaboradores y clientes es clave en toda organización. Habilidades blandas como la comunicación, la resolución de conflictos y la empatía son fundamentales para construir relaciones sólidas y promover un buen clima laboral.

2.-Flexibilidad y adaptabilidad
Los desafíos que representa la vida en un mundo tan cambiante como el actual requiere de profesionales que sean flexibles y capaces de adaptarse a cualquier situación que se presente haciendo uso de la resiliencia, la capacidad de aprender y la mentalidad abierta.

3.- Destacar en un mercado competitivo
Encontrar personas con las habilidades técnicas es más sencillo que conseguir perfiles que manejen tanto estas competencias como las blandas, de allí que se convierta en un factor diferenciador. Los reclutadores buscan candidatos que no solo puedan hacer el trabajo bien, sino que también se relacionen adecuadamente con el equipo, comunicándose de manera clara y adaptándose a los cambios que se vayan presentando.

4.- Sello de marca personal
Cultivar las habilidades blandas es esencial para mantener una buena reputación y a largo plazo ir construyendo una marca personal. Por ejemplo, la integridad, la ética laboral y la capacidad de trabajar bajo presión son atributos que pueden hacer que destaques como profesional en tu búsqueda de empleo o trayectoria laboral.

5.- Liderazgo
Habilidades blandas como la capacidad de motivar a otros, tomar decisiones efectivas, delegar responsabilidades y trabajar en equipo son vitales si estás aspirando ocupar una posición de liderazgo.

Como conclusión, hay que reconocer que en el proceso de la búsqueda de empleo los profesionales que cuenten con habilidades blandas, adicionales a los conocimientos técnicos, tienen más posibilidades de destacar en un mundo tan competitivo como el actual.

Si te interesa fortalecer las habilidades blandas es importante que practiques la escucha activa, busques siempre retroalimentación constructiva, participes en actividades de desarrollo personal y profesional, y estés siempre dispuesto a aprender. Al invertir en el desarrollo de habilidades blandas, no solo mejoras como profesional, sino que también contribuyes al crecimiento del entorno laboral.