7 hábitos que te ayudarán a llevar una rutina laboral saludable

junio 2, 2024

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Según la Organización Internacional del Trabajo es esencial que las empresas tomen consciencia de la importancia de implementar medidas de seguridad y salud para fomentar el bienestar de los colaboradores en el ámbito laboral. En ese sentido, incorporar a las rutinas hábitos saludables forma parte de las medidas que favorecen la creación de entornos sanos.

Durante esas ocho horas del día que dura la jornada, es un tiempo perfecto para fomentar la práctica de hábitos que ayuden a mantener el cuerpo y la mente en perfecto estado. Si los trabajadores se sienten bien, podrán ejecutar sus actividades de manera más eficiente y con mejor ánimo.

En esta nota, les compartimos 7 hábitos para llevar una rutina laboral saludable mientras está trabajando.

1.- Despeja tu mente
Es ideal que cada hora, de ser posible, realices una pausa mental de cinco minutos. Bien sea que optes por hacer una pequeña relajación, salgas a respirar aire fresco o simplemente pongas una canción que te haga feliz. Estas pequeñas acciones pueden ayudarte a despejarte, mejorarán tu concentración y te ayudarán a ser más productivo.

2.- Mantente activo
Evitar el sedentarismo es clave para la salud. Por eso, adicional a la realización de pausas activas cada cierto tiempo, se recomienda usar las escaleras en lugar del ascensor porque este tipo de ejercicio es beneficioso para aumentar el ritmo cardiaco y mejorar la circulación, lo cual incide directamente en una mejora de la salud física y mental.

3.- Comida saludable
Es importante que la alimentación, a lo largo de la jornada, sea lo más saludable posible, es decir, que incluya fruta, abundante agua, ensaladas y proteínas. Es preferible disminuir las harinas y azúcares.

4.- Mobiliario ergonómico
Es importante que tanto el mobiliario de la oficina como de la casa sean ergonómicos, es decir, que estén diseñados para generar comodidad, facilitar el descanso y promover la buena postura. Dado que a veces los colaboradores pasan muchas horas sentados, es esencial que tanto la silla como el escritorio, cumplan con estas características para prevenir lesiones, deformaciones y otras dolencias.

Adicionalmente, se recomienda compartir ideas de ejercicios que pueden ayudar a mantener la movilidad de la columna evitando molestias por permanecer mucho tiempo en la misma posición.

5.- Refrescar la vista
Mantener los ojos bien hidratados es clave para evitar el cansancio de la vista y los efectos de la resequedad que suceden como consecuencia del exceso de tiempo frente a la pantalla, el aire acondicionado y el poco consumo de agua. Por eso, adicional a la utilización de lágrimas artificiales, se recomienda hacer pequeñas pausas de descanso de la vista, cada dos horas.

6.- Oficina ordenada
Es importante para todo colaborador que tanto la oficina como su escritorio se mantengan en perfecto orden porque, de esa manera, se facilita la organización del trabajo y se genera una sensación de paz en el ambiente.

7.- Momentos de esparcimiento
Los encargados de manejar las comunicaciones internas deben generar actividades divertidas para impulsar el buen ambiente laboral, creando espacios para despejar la mente y promover la participación de los equipos.

Estas sencillas acciones pueden contribuir a que los colaboradores desarrollen su trabajo de una manera más sana, segura y productiva. Para cerrar, les dejamos esta reflexión. “Cuide su cuerpo. Es el único sitio que usted tiene para vivir”, Jim Rohn, escritor.