Arrancamos el 2024 reflexionando sobre el liderazgo

enero 2, 2024
Redacción: Francisco Machado, director general de Humanet

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En un mundo en donde se espera de los líderes resultados medibles, es importante que quienes ocupan esas posiciones reflexionen acerca de sus roles porque, al final, son modelos a seguir en la sociedad. Me refiero tanto a jefes, padres de familia, orientadores o capitanes de equipos, cualquiera de ellos, impacta vidas y debe ser consciente de eso.

Tomando en cuenta eso, les planteo que inicien este período con un ejercicio de introspección acerca de la importancia de su figura en los diferentes ámbitos. Muchos empiezan a hacer listas de artículos por comprar, deseos de cosas que quieren que ocurran pero nunca escriben el esfuerzo que van a representar, ni el compromiso de ellos por lograrlos.

Nada de eso será posible si no establecen el propósito que persiguen con los logros que esperan obtener con el desarrollo de las actividades que se plantearon como metas. Recordemos que propósito es igual a intención, proyecto o finalidad, quiere decir que lo que se registra como deseo de lograr debe estar respaldado por un proyecto concreto que les permita crecer como personas y poner en práctica nuevas cosas aprendidas para obtener mejores resultados que los generados anteriormente en los procesos desarrollados de manera tradicional.

Mucha gente espera lograr cosas distintas haciendo siempre lo mismo. Hoy en día para conseguir generar valor agregado en los resultados de las cosas que se hacen, fabrican, construyen. diseñan, dicen y venden se requiere de herramientas más sofisticadas que permitan hacer tangible lo intangible, así lo explica el autor JJ Goñi Zabala en su libro “Mente factura-El cambio de modelo productivo”. Esto se traduce en que el siglo XXI nos propone un reto de cambios importantes como seres humanos porque somos los que logramos que las cosas ocurran de una forma u otra.

No hay duda de que en un entorno tan cambiante y con tanta incertidumbre los modelos mentales tradicionales ya no funcionan, por eso debemos darnos el permiso de crear nuevas soluciones que respondan de manera más efectiva a las necesidades que se plantean en el futuro.