Cerrar el año haciendo voluntariado

diciembre 19, 2023
Redacción: Maru Rodríguez

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El mes de diciembre representa el fin de un ciclo que invita a la reflexión sobre los logros obtenidos a lo largo del año y nos conecta también con el acto de dar, de agradecer y de ser solidarios con los demás. En ese sentido, el espíritu navideño lleva a muchas organizaciones a impulsar iniciativas de filantropía y voluntariado demostrando su compromiso social y creando vínculos más humanos entre los colaboradores y los stakeholders asociados.

En el caso de la filantropía empresarial, hay que reconocer que es algo que va más allá de la simple donación de fondos; se trata de asumir una responsabilidad social activa con las comunidades más desfavorecidas. Bien sea a través de donaciones de dinero, regalando artículos escolares o alimentos. Lo importante es aportar un beneficio a aquellos que, por distintas circunstancias, tienen menores posibilidades.

Mientras que, cuando hablamos de voluntariado corporativo, nos referimos a aquellas actividades que implican la participación del grupo de colaboradores a fin de ayudar a los demás. Esto significa compartir tiempo de calidad con otros, escucharlos, ayudarlos y regalarles afecto.

“Fue muy lindo verlos a todos disfrutando de los villancicos, cantando, comiendo platos típicos y sonriendo. Fueron unas horas felices, de bailes, abrazos y conversaciones. De verdad fue una experiencia muy bonita aunque también reconozco que me sentí un poco afectado al pensar que están solos allí y que sus hijos más nunca fueron a verlos”, comentó Armando Beria, Payroll Coordination de Humanet quien participó en la actividad de voluntariado en el Hogar de Ancianos San Pedro.

Empresas de todos los tamaños reconocen la importancia de devolver de alguna manera a la sociedad los beneficios económicos recibidos no solo como una estrategia de responsabilidad social corporativa, sino también como una forma de construir una conexión más humana con los demás.

Por otro lado, además de las acciones comentadas de filantropía o voluntariado corporativo, algunas organizaciones optan por destinar un porcentaje de sus ventas de diciembre a ONG. De esa forma, sirven de puente para que los consumidores contribuyan con sus ventas a beneficiar alguna causa noble.

Sin lugar a dudas, en diciembre, las empresas encuentran una oportunidad única para demostrar su generosidad y compromiso social. Aunque hay que ser conscientes de que es importante que la filantropía y el voluntariado no se limiten a una temporada específica sino que lo ideal es que sean parte de la cultura organizacional. De esa manera, pueden crearse conexiones más sólidas con las comunidades que permitan la construcción de un mundo más humano.