Conocer la cultura organizacional es clave para reclutar al talento 

diciembre 11, 2023
Redacción: Francisco Machado, director general de Humanet

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Siempre se ha creído que la cultura organizacional depende fundamentalmente de cómo sus colaboradores “hacen las cosas” por lo tanto, los resultados obtenidos, también son un reflejo de los aspectos culturales que están asociados a su forma tradicional de producir, es decir, son ese sello que los identifica ante cualquier cliente o competidor.

Por eso, cuando se trata de reclutar talento es vital conocer la cultura de la empresa para así poder atraer a profesionales con valores, principios y actitudes que se ajusten al perfil de la organización. ¿Por qué es importante? Porque se trata de la imagen interna y externa de la compañía, la manera cómo realizan el trabajo, su línea de comunicación con los stakeholders, en fin, su identidad.

En ese sentido, vale la pena recordar que en el pasado las empresas establecían sus estrategias de comercialización, metas y logros anuales de una manera más tradicional, diseñando programas de incorporación de nuevos talentos y definiendo específicamente las actividades que realizaría cada colaborador. Mientras que, en la actualidad, todo es distinto.

En el libro “La gestión del capital humano en el contexto de la complejidad”, de Domingo Delgado el autor señala que al momento de reclutar personal hay que tomar en cuenta los siguientes aspectos:

*La influencia que están teniendo los nuevos paradigmas emergentes en el pensamiento y los comportamientos individuales y colectivos.
*Observar cómo deben ir evolucionando para permitir la entrada de la nueva complejidad de la gestión del talento humano.
*Incrementar su capacidad para responder a las exigencias del contexto complejo sin perder viabilidad.

No hay duda de que los tiempos han cambiado y todos los que trabajamos en la captación de talento tenemos que adaptarnos a las nuevas necesidades para poder atraer efectivamente a las personas indicadas para cada organización. Como dice el autor, reflexionar e indagar sobre la profundidad del comportamiento humano será clave para seleccionar a las personas correctas.