¿Cuánto pagan por ir al trabajo en bicicleta en Europa?

junio 3, 2024
Redacción: Maru Rodríguez

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Usar la bicicleta como medio de transporte no sólo es una alternativa ecológica que impacta en la calidad de vida de todos los habitantes de las grandes ciudades, sino que, además, brinda múltiples beneficios a aquellos que optan por comenzar el día con movimiento. Los profesionales que tienen la posibilidad de ir a sus lugares de trabajo en bicicleta mejoran -sin darse cuenta- su concentración, activan su cuerpo, despejan su mente y llegan con buen ánimo para comenzar la jornada. Y en algunos países, hasta reciben un dinero extra, por cada kilómetro recorrido.

Quizás por eso es que desde hace un tiempo para acá, algunas empresas y Estados están apostando por impulsar el uso de la bicicleta en los colaboradores porque saben las ventajas ambientales, físicas y emocionales.

Por eso hoy, Día Mundial de la Bicicleta, queremos compartirles una lista de países de Europa que efectúan una retribución a sus trabajadores por desplazarse hasta tus oficinas en ese medio, tal y como lo indica el artículo de La Nación, titulado En estos países te pagan por ir en bicicleta al trabajo .

Países Bajos
Desde el 2006, se pueden considerar como un ejemplo a seguir en términos de micromovilidad en donde las empresas pagan a aquellos que optan por la bicicleta como medio para desplazarse, el monto de 0,19 euros por kilómetro, que es deducible de la factura fiscal. Eso representa unos 450 euros al año, si la persona recorre unos 10 km diarios, a lo largo de toda la semana.

Bélgica
Si bien se trata de una actividad voluntaria, en este país el monto que se paga por km es de 0,25 euros lo que se traduce en un límite anual de 664,65 euros por persona. Las empresas que forman parte de este sistema de transporte se benefician con una deducción de los impuestos.

Italia
En ese país, los incentivos y las normas varían dependiente del lugar de residencia. Por ejemplo, hay ciudades en donde se ofrecen pagos entre 0,15 y 0,21 euros por kilómetro, siendo un máximo de 25 euros. Mientras que, en otras, los montos son de 30 euros mensuales y 360 anuales. Por otra parte, cuentan con bonos asociados a la utilización de la bicicleta y el transporte sostenible.

Luxemburgo, Reino Unido y otros
Hay otros países en donde no se retribuye con dinero a aquellos que usen las bicicletas, sino que se les otorgan incentivos para la compra de implementos. Por ejemplo, en Luxemburgo, quienes van en bicicleta al trabajo pueden deducir hasta 300 euros de su impuesto sobre la renta (IRPF) para la compra de una bici nueva. Otro caso es el de Reino Unido en donde los esquemas empresariales como el “Cycle to Work” permiten deducciones fiscales sobre el costo de adquirir una bicicleta, y desgravar hasta el 32% del monto total.

Sin lugar a duda que, este tipo de ideas implementadas en Europa, debían ser modelos a seguir en Latinoamérica porque al fomentar el uso de la bicicleta se consiguen colaboradores más saludables, se aligera el tráfico, se reduce el estrés, se ahorra y se logra disminuir la contaminación en las ciudades. ¿Te gustaría que tu empresa implementara este tipo de medidas?