Cuida tu comunicación no verbal en las entrevistas de trabajo

mayo 13, 2024

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Siempre que se tratan temas asociados a la entrevista de trabajo se hace énfasis en la importancia de llevar la hoja de vida actualizada y de prepararse bien antes de que llegue el momento de presentarse ante el reclutador. Pero poco se habla sobre lo que transmiten los gestos, la postura corporal, los movimientos, la forma cómo miras, la manera en qué te sientas, cómo saludas, en fin, de la llamada comunicación no verbal.

Por eso, en esta nota compartimos contigo 5 recomendaciones de puntos que son importantes que tomes en cuenta si deseas mostrar una imagen que esté acorde con tu perfil profesional y te permita avanzar en el proceso de selección.

1.- La importancia de la primera impresión
Esta expresión popular es absolutamente cierta y toma aún más fuerza, cuando se trata de las entrevistas de trabajo. Lo que sucede desde que llegas al espacio en donde se realizará la conversación, dice mucho de ti. La manera cómo saludas, te sientas, haces contacto visual, el tono de voz que empleas, tus movimientos, en fin, todo está mostrando rasgos de tu personalidad.

En ese sentido, debes estar muy consciente de esto. Al momento de ser entrevistado se recomienda que mantengas una postura erguida con apertura de brazos, que saludes con firmeza, que mires a la otra persona con atención y que tu rostro refleje amabilidad.

Recuerda que la comunicación no verbal podría marcar el tono de la entrevista desde el principio y afectar la percepción del entrevistador sobre ti.

2.- Transmitir confianza y seguridad
Otro de los aspectos que se pueden descubrir de acuerdo con la postura corporal tienen que ver con la seguridad y confianza. De allí la importancia de cuidar que tus brazos estén abiertos, relajados y en una posición profesional. Además, siempre debes mantener contacto visual con el consultor y evitar hacer movimientos que demuestren inseguridad o nerviosismo tales como: tocarse el cabello, mover las piernas, sonar los dedos, entre otros.

3.- Refuerza el mensaje verbal
La comunicación no verbal puede ser un aliado al momento de reforzar aquello que estás expresando con palabras. Bien sea con una sonrisa cuando hables de tus logros o asentando con la cabeza cuando estés conversando sobre algo que está alineado a tus principios. Eso sí, de igual manera, sucede cuando muestres con tu rostro una expresión neutra o evitas el contacto visual hará que tu mensaje verbal parezca menos creíble.

4.- Demuestra habilidades de comunicación interpersonal
Recuerda que en la entrevista el consultor está evaluando no solo tus conocimientos técnicos sino que también está descubriendo tus capacidades para comunicarte de manera efectiva con los demás. Por lo tanto, tu lenguaje corporal, expresiones faciales y tono de voz pueden dar mucha información acerca de cómo estableces relaciones, trabajas en equipo y comunicas tus ideas.

5.- Logra la atención del entrevistador
Sin lugar a duda, mantener una actitud positiva, sonreír y mostrar interés en la conversación dejará en el consultor una sensación grata, una vez culminada la entrevista. Mientras que, distraer al entrevistador o prestar poca atención, puede mostrar una imagen de desinterés por esa oportunidad laboral.

Como conclusión, durante una entrevista es ideal que estés consciente de que debes usar un tono de voz adecuado para transmitir los mensajes con optimismo, serenidad, confianza y seguridad. Recuerda que la comunicación no verbal puede influir directamente en la impresión que tengan sobre ti. Por eso, es importante transmitir confianza, seguridad y reforzar el mensaje verbal para causar una buena impresión.