“El coaching llegó para quedarse”

febrero 5, 2024

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Así lo afirmó el presidente de la Academia Interamericana de Coaching, Amenoffis Acosta quien conversó con el equipo de Humanet acerca de la importancia del concepto de coaching en las organizaciones. “El coaching es un método científicamente probado a través del cual una persona con preparación profesional -coach- acompaña a un cliente a que logre sus objetivos, consolide sus retos o consiga maximizar su capacidad de acción efectiva”, expresó.

El término se encuentra en boga a nivel mundial y la demanda de formación, sigue en aumento. Según nos indicó el entrevistado los países con mayor número de coaches son: Chile, Argentina Estados Unidos Inglaterra, Alemania y China. Adicionalmente ha habido un creciente interés en el tema en México y Centroamérica. “El coaching no es un tema ni regional, ni continental sino de interés global”, aseguró el experto.


Comprender este concepto es vital hoy en día en donde el ambiente está marcado por los desafíos dentro de las organizaciones y la problemática mundial. “El líder no ha sido formado para atender las necesidades de esas nuevas generaciones como los millenials y los llamados Y. Tampoco para la incorporación de mayor fuerza femenina en el liderazgo, entre otras situaciones”, comentó Oscar Quintanilla, Master coach de la Academia Interamericana de Coaching para quien, el coaching, viene a llenar ese vacío y a apoyar a los ejecutivos en los procesos de cambios.

¿Cuáles son las diferencias entre consultor, mentor y coach?
El consultor conoce metodologías o mejores prácticas y se encarga de informarle a un individuo o colectivo cómo debe hacer las cosas. Trabaja desde lo que él sabe y, a partir de allí, le agrega valor a las personas con las que está interactuando. Mientras que el mentor trabaja desde su experiencia y bagaje. En cambio, el coach, es experto en liberar el potencial e incrementar el talento de la gente; en ver el desarrollo de las personas, en observar su transformación, en acompañarlas, en retarlas y en ofrecerles una mirada nueva a las personas que están en un mercado expansivo de crecimiento.

¿Cuáles son las escuelas de coaching?
Hay tres escuelas: la anglosajona que se trata de un coaching de acción o de resultados, el coaching sistémico que estudia cómo son las interacciones de un individuo o de varios en un sistema y su influencia a nivel grupal y el coaching ontológico que está orientado en la persona más que en el grupo. Trata de rescatar o construir la mejor versión de cada uno y, desde allí, generar un mejor planeta.

¿Cuáles son las aplicaciones que el coaching tiene a nivel empresarial?
Nosotros consideramos que el coaching puede fortalecer el estilo de liderazgo dentro de la organización formando lo que llamamos líderes coaches que tienen instaladas competencias de coaches y eso los ayuda a ser mejores en su quehacer diario. Ahora la mayor aportación de un líder, es producir más líderes. Se contrata coaching cuando las personas van a cambiar de responsabilidad, tienen cargos de alta envergadura, están bajo altos niveles de presión, cuentan con un nuevo equipo de trabajo, están en un proceso de repatriación a un país nuevo, compras de empresas, integración, rediseños de alineación, es decir, a juicio de las principales entidades y revistas de negocios que hay a nivel internacional, el coaching, es una práctica que llegó para quedarse.

El coaching llega a llenar fuertemente un vacío y repercute en la forma y los parámetros con que se toman las decisiones. La velocidad con la que el ejecutivo toma las decisiones, el nivel de certeza, la manera cómo enfrenta los conflictos, cómo elimina la potencialidad de conflictos, cómo los soluciona, cómo negocia y en cómo enfrenta esos espacios, cada vez más frecuentes, de incertidumbre en el liderazgo.

¿Cuál es el alcance del coaching?
El coaching trabaja desde lo funcional hacia lo excepcional. Lo gratificante de este trabajo es que, cuando un proceso de coaching es efectivo y exitoso, impacta en muchos más ámbitos que en el profesional. Es algo expansivo y sistémico que va a todos los espacios de la vida de la persona.

Nosotros creemos que la lucha o la competencia de las organizaciones no está en los clientes sino en el talento. El que tiene el mejor talento, es el que se va a quedar con los clientes y es por eso que, todos estos temas, se han vuelto cruciales.