Reflexión sobre la transformación de las organizaciones

mayo 27, 2024
Redacción: Sr Francisco Machado, director general de Humanet

Compartir en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Basado en mi experiencia profesional acumulada a lo largo de más de 30 años en posiciones de liderazgo en importantes empresas, me gustaría compartirles algunas sugerencias para estructurar un equipo de RRHH capaz de enfrentar nuevos retos.

El mundo actualmente está lleno de incertidumbre y de nuevos paradigmas que han surgido como consecuencia de los cambios tecnológicos y paradigmas emergentes que han aparecido luego de la pandemia, y que han permitido a los líderes incorporar cambios en el ámbito laboral de distinta naturaleza.

En ese momento, no hubo situación que las organizaciones no solucionaran aplicando el mejor de los criterios para frenar la continuidad de los procesos productivos de los países o empresas y así, poco a poco, en cada país se hicieron los ajustes a la ley y el reglamento para adaptarlo a las nuevas prácticas. Sin embargo, pienso que algunos asuntos se han quedado en el aire como: la normativa de los trabajos en casa, la supervisión y la relación con los equipos de trabajo, los entregables, la forma de evaluación de la gestión, el suministro de equipos en su domicilio, el uso del teléfono, su tiempo de descanso, el tiempo de disponibilidad, entre otras.

Ante esta situación, cabe preguntarse, cómo haríamos para adaptarnos a los nuevos paradigmas que surgen en materia de gestión humana. La respuesta a esta interrogante dependerá de la visión que tengan los líderes de la empresa, del apoyo de los colaboradores, así como del propósito que hayan definido.

Hay que recordar que cuando el propósito está claro se convierte en la energía que inspira y orienta la gestión, transformando también cómo se despliega la estrategia, cómo se establecen los objetivos, cómo se determinan y se siguen los presupuestos, cómo se desarrollan y se venden los productos, cómo se recluta a los empleados y se escogen los proveedores.

Podemos decir que hoy en día estamos en presencia de organizaciones Teal que, tal y como lo indicó Fréderic Laloux, se trata de enfoque organizacional para empresas que desean alcanzar el mejor desempeño en ambientes volátiles como los que presenta la era digital. Ese término lo utilizó por primera vez, hace diez años atrás, en su libro “Reinventando las organizaciones” explicando que las empresas Teal conjugan la productividad y el bienestar del personal siendo así, más saludables y con mejores capacidades de adaptación al presente. En ellas, el capital humano es el protagonista, simplifican la jerarquización y otorgan menos importancia al control, fomentando de esta manera el sentido de la responsabilidad de sus trabajadores, ofreciéndoles continúa oportunidades de formación y desarrollo profesional y personal.

En este sentido, hay que recordar que cuando la gente está poco involucrada emocionalmente con la organización y con el propósito pueden percibir el trabajo como una carga que deben minimizar, y no evolucionar en ella. Por eso, no debe sorprender que asuman la libertad en hacer lo que deben pero no la responsabilidad en cuanto a la calidad del resultado que se espera de su gestión.